594364925.8dd5717.5c74c20900974205bd5299154d530638
The Most Complete Guide of Ecuador

De amor y amoríos: La historia del Chimborazo, el Altar y la mama Tungurahua

Una batalla por la dama más bella de los Andes

Dice la leyenda que hace muchos años el Chimborazo y el Cotopaxi se enfrentaron en una ardua batalla por una dama… Se trataba de la bellísima Tungurahua. En una demostración de poder y majestuosidad, El Chimborazo salió triunfante, con la frente en alto por haber conquistado el amor de la más bella de los Andes.

Sin embargo, lo que vino después no fue un cuento de hadas, sino de peleas y venganza entre los Apus (dioses incas espíritus de la montaña).

La historia de amor del Chimborazo y la Tungurahua, no era de ensueño como parecía, pues ella lo traicionaba con El Altar, quien en ese entonces era el volcán más alto del mundo (medía aproximadamente 7,500m)! Con el apoyo del Carihuairazo, El Altar y la Tungurahua se amaban a las espaldas del Chimborazo, cuidando de que éste se entere.

Volcán El Altar

Y así pasaban los días, entre miradas robadas y romances escondidos..

 Hasta que un buen día el Chimborazo cayó en cuenta de la traición y ¡perdió la cabeza! Los celos empezaron a consumirle y su furia creció hasta erupcionar. Con golpes y escombros, el Chimborazo se enfrentó al Altar, iniciando una guerra de pasión. Se dice que pasaron años peleando, hasta que finalmente en 1490, con una devastadora erupción, el Chimborazo destrozó al Altar.

Heridas después de la batalla…

 Desde ese entonces el Chimborazo reemplazó al Altar como el volcán más alto del Ecuador. Pero aún así, no podía olvidar su dolor… seguía guardando resentimientos hacia Tungurahua por haber traicionado su amor.

Es por eso, que al nacer su hijo el Guagua Pichincha, el Chimborazo decidió mandarlo lejos de su madre, a la ciudad de Quito en la provincia de alado. Dolido, prefirió la soledad y la venganza ante la reconciliación, rompiendo el corazón de la Mama Tungurahua.

Volcán Chimborazo

Una madre separada de su hijo…

Se dice que cuando llora el Guagua, la Mama le contesta… y es así como se explican las erupciones de 1999, cuando los volcanes erupcionaron al mismo tiempo, llorando por la distancia que los separa.

¿Te gustó esta leyenda de amores y amoríos en los Andes?

Leave a Reply

%d bloggers like this: