594364925.8dd5717.5c74c20900974205bd5299154d530638
The Most Complete Guide of Ecuador

El Origen de los Cañaris

Las culturas pre incaicas como los Cañaris tuvieron interesantes visiones del mundo ya que atribuyeron aspectos de su raza y cultura a la naturaleza y el misticismo.  Se atribuyeron eventos fantásticos para contar la historia de cómo llegaron a ser, e incluso eventos de la vida cotidiana que no podían explicarse fácilmente. Estas historias fueron contadas de generación en generación, ya que su cultura dependía de las palabras de boca a boca. Y hoy en día, los estudiamos y contamos su historia.

¿Quiénes eran?

El término Cañari proviene de “Kan” que significa serpiente y “Ara” que significa guacamayo.

El grupo étnico Cañari, o Kañar (en Kichwa), solía vivir en el territorio de Azuay y Cañar en Ecuador durante el 800 D.C. Sin embargo, se encontró evidencia de su presencia en otras provincias como Chimborazo, Morona Santiago y El Oro.

Para algunos lingüistas se traduce como “descendientes de la serpiente y el guacamayo”. Estos animales, de hecho, eran considerados sagrados, y existen muchas leyendas y objetos que hicieron para representarlos.

Su Historia de Origen

Los Cañaris creían que las fuertes lluvias eran el origen de su raza. La leyenda dice que en tiempos antiguos toda la comunidad murió durante una terrible inundación, y sólo dos hermanos sobrevivieron ya que subieron a la cima del Huacay ñan, el cerro conocido como “rastro de lágrimas” donde se escondieron en una cueva. Después de que la inundación había pasado, salieron de la cueva en busca de comida sólo para volver y encontrar deliciosas delicias esperándolos.

Esto sucedió durante 3 días enteros hasta que el hermano mayor decidió esconderse en la cueva y descubrir quién estaba detrás de los deliciosos alimentos. Para su sorpresa, dos guacamayas con la cara de una mujer entraron en la cueva para dejar la comida. Queriendo apoderarse de ellas, el hermano saltó para atraparlas, sin éxito. Lo mismo sucedió los dos días siguientes, hasta que cambiaron de estrategia y el hermano menor se quedó en la cueva.

Cuando las dos guacamayas entraron, pudo atrapar a la guacamaya más joven, con quien se casó, y tuvo 6 hijos (3 niñas, 3 niños). Sus hijas e hijos fueron los padres de la población Cañari. Estas guacamayas, con las mismas características de las mujeres Cañaris fueron las que entregaron a los hermanos semillas para que cultivaran en su tierra. Como parte de sus creencias religiosas, los Cañaris adoraban al cerro Huacay ñan, donde sus progenitores habían comenzado su linaje.

La importancia de contar una historia

A veces olvidamos la importancia de contar historias. Pero la narrativa se ha practicado desde el principio de la civilización. A veces en un intento de transmitir cultura y valores, para explicar eventos, para transmitir la historia. Incluso si sabemos que un hombre y una guacamaya no eran los padres de este grupo étnico, nos da una idea de cómo pensaban los Cañaris, cómo veían el mundo y su relación con la naturaleza. ¡Recuerda valorar cada historia, incluso si no es coherente en tu visión actual del mundo!

ENGLISH

Comments (1):

Leave a Reply

%d bloggers like this: