594364925.8dd5717.5c74c20900974205bd5299154d530638
The Most Complete Guide of Ecuador

Kayaking en Ecuador: 3 días, 3 ríos

Nos reunimos con los kayakeros Rafael Muñoz, Paúl Riera y Martín Narváez que nos contaron sobre su última experiencia de kayak en los ríos del Ecuador.

Estos tres amigos se juntaron por la afición a este deporte hace un año. Todos llevan estilos de vida similares, ya que viven en la ciudad pero los fines de semana salen para explorar nuevos ríos y nuevos lugares. Juntos, ya han recorrido más de 50 secciones en ríos entre Santo Domingo, Tena y Baños.

Su última aventura fue en la provincia de Sucumbíos donde escogieron comenzar en el río Due.

 

Día 1: Río Due

El primer día salieron de Quito en la mañana para hacer una parada en la cascada de San Rafael. Después de una visita a la impresionante cascada comenzaron a buscar una entrada alterna para meter los kayaks al río, ya que la que tenían planificada estaba cerrada por una nueva hidroeléctrica. Buscaron por unas 2 horas, hasta que llegaron a Gonzalo Pizarro (un pueblo en la carretera que va a Lago Agrio.) Querían avanzar hasta Lumbaquí donde se une el río con el Aguarico y donde habían conseguido un hotel para pasar la noche. Decidieron comenzar su aventura cerca de Gonzalo Pizarro y entraron al río en sus kayaks. Ya eran las 3 de la tarde, que no es lo ideal para un río nuevo, pero estaban ansiosos por explorarlo.

El río tenía rápidos fuertes, clasificado como clase 3, y este equipo de kayakeros recorrió aproximadamente 21 km hasta la salida en Lumbaquí. El Río Due, rodeado de selva y tierra roja, fue una experiencia inolvidable acompañada de la cálida luz del atardecer. Cuando salieron del río preguntaron donde quedaba el pueblo y unos locales les señalaron una loma. Cansados, caminaron 1km cargando los kayaks hasta que una camioneta paró para ayudarlos y llevarles a su destino. En Lumbaquí se alojaron en Las Cabañas de Don Francisco, unas cabañas rústicas y cómodas que cuestan $15 la noche.

Día 2: Río Chingual

El día siguiente fueron al río Chingual que está clasificado como nivel 4. Este río viene desde Colombia y está en la frontera entre Ecuador y Colombia. A 50 km de Lumbaquí, llegaron manejando a una zona del río llamada Las Pizarras, donde se encontraron con unas rocas gigantes de un tono azulado. Además de eso, cientos de mariposas amarillas se postraban sobre las piedras y volaban cuando ellos pasaban cerca.

Comenzaron a bajar el río y a pesar de que estuvo más suave de lo que pensaron, se encontraron con algunos retos. Este río clasificado como clase 3-4 es un río amplio y verde que atraviesa la selva. Mientras recorrían el río llegaron a un encañonado rodeado de piedras, donde sentían estar lejos de toda civilización.

El Río Chingual se une con el Río Cofanes, que es un río emblemático y bastante metido. El momento en el que se unieron estos dos ríos fue emocionante para este grupo de aficionados, que desde hace algún tiempo querían explorar estas aguas. Mientras el río se volvía más grande y la temperatura cambiaba, todo cambiaba alrededor. “A pesar de que todos los ríos tienen agua y piedras, cada uno es diferente. Hasta el mismo río cambia, crece cuando llueve, te encuentras con palos que antes no estaban ahí, cada día en el río es una experiencia diferente.”

Estuvieron en el río casi 3 horas y al salir decidieron ir a conocer la comunidad de Sinangoe, una comunidad indígena Cofán. Les llamó la atención esta comunidad ya que fue la primera comunidad que se levantó fiscalmente contra el gobierno a decir que no querían que exploten sus tierras para construir minas, y así han logrado proteger las entradas del Aguarico.

Día 3: Río Oyacachi

El tercer día, entrando por el Chaco, llegaron al Río Oyacachi. Decidieron ir porque conocían el lugar ya que existe un trekking famoso que se hace ahí. Entraron al río y se encontraron con un enorme reto. Este río de clase 4 fue demandante y en un tramo de 3 horas recorrieron aguas rápidas disfrutando de la adrenalina, el río y de estar en equipo.

Al terminar la expedición, contentos por los últimos ríos que habían recorrido en esos días, decidieron ir a Baeza, donde se quedaron a almorzar y se prepararon para el regreso a Quito.

 


Aparte de contarnos sobre su última aventura, sobre los paisajes selváticos y rocosos, sobre los rápidos y lo diferente que es cada río, también nos contaron sobre el kayaking en Ecuador como Ecoturismo de aventura.

“Ecuador es un país para hacer kayak, tenemos los mejores ríos, más de 100. El clima también es un gran aporte ya que sin inviernos siempre es buena época, a veces encuentras menos agua pero siempre tienes acceso. La logística también es fácil, aquí hay varios lugares donde puedes encontrar taxis que son camionetas y te pueden ayudar con los kayaks. Y por último, pero no menos importante, aquí en Ecuador la gente es amable y siempre están dispuestos a ayudar, a dar direcciones, y abiertos a una buena conversación.”

“Cuando vamos a estos viajes la mayoría de destinos son pueblos chiquitos. Siempre vamos a las huecas, te haces amigo de la gente, comes delicioso. Es bueno sentir la conexión con otras realidades del país fuera de la ciudad de Quito.”

¿Y cuáles son los limitantes de kayaking en el Ecuador?

“El kayak que nosotros utilizamos para el río es el kayak de aguas rápidas, y en el Ecuador no es fácil encontrarlos. Sin embargo, hay internacionales que traen su equipo para aventuras de kayak y luego de la travesía venden sus kayaks. Así se han conseguido la mayoría de los que practican este deporta ya que el kayak sigue siendo un deporte de lujo aquí.”

Otra opción que existe es alquilar kayaks. En lugares como Baeza existen varios sitios de alquiler de kayaks.

Además de eso el Club de Kayak de la USFQ (dirigido por Rafaél Muñoz) tiene un programa para intercambiar equipos y enseñar a los principiantes a kayakear.


Un poco más de información sobre esta aventura

Tiempos de viaje que realizaron

Quito a Lumbaquí: 4h 10 min

Lumbaquí a Baeza: 2h 20 min

Baeza a Quito: 1h 50 min

Para los que no somos kayakeros…

Lo bueno de estos paseos es que no necesariamente tienes que hacer kayak.. si no es lo tuyo puedes conocer lugares hermosos que tienen mucho que ofrecer. Desde paisajes inigualables a comunidades indígenas y restaurantes locales, este paseo lleno de ríos también está lleno de vida para los espectadores.

Leave a Reply

%d bloggers like this: