594364925.8dd5717.5c74c20900974205bd5299154d530638
The Most Complete Guide of Ecuador

San Agustín de Callo: ¡Una Hacienda tradicional con paredes incas de piedra!

A sólo una hora y media de Quito, San Agustín de Callo es una hacienda colonial construida en el sitio de un palacio Inca. Sus muros de piedra nos llevan por un camino que nos ayuda a reconectar con el pasado y la rica historia de la hacienda.  

Un Sitio Histórico

¡San Agustín de Callo ha servido como un palacio inca, un monasterio agustino, y la sede de los franceses de la Misión Geodésica! Desde el siglo XV este lugar guarda historias y secretos del pasado. El general Leonidas Plaza, ex presidente de Ecuador (1901 y nuevamente en 1912), compró la hacienda en 1921.  (¡Su hijo Galo Plaza Lasso más tarde se convertiría en presidente en 1948!) Desde entonces, San Agustín de Callo ha permanecido en la familia hasta la actualidad. Mignon Plaza, la nieta de Leonidas es ahora la propietaria.

Mignon describe a San Agustín de Callo como “un corredor de los volcanes cerca de Pueblos Indígenas y Mercados locales.”  

La Hacienda

El pasado histórico de San Agustín de Callo se refleja en su arquitectura. Hay una fusión del palacio inca, rasgos coloniales españoles y una influencia republicana. Usted quedará impresionado por las paredes de piedra en la capilla y el comedor inca, la hermosa técnica de pintura hecha a mano en las paredes de las habitaciones y baños, y los majestuosos jardines donde deambulan ovejas, llamas y gansos.

Una estancia inolvidable

Cuando llegue por primera vez al hotel, será recibido calurosamente con una taza de Canelazo. Canelazo es una bebida típica, servida con o sin alcohol, y está destinada a calentarle en el clima frío. Mientras camina, quedará fascinado por las piedras y el interior de la hacienda. En el patio principal, posiblemente se encontrará con llamas… ¡No tenga miedo! ¡Son muy amables y mansas, incluso puede alimentarlas con zanahorias y tomar fotos!

A continuación, será acompañado a su habitación. ¡Cada habitación en la hacienda tiene un nombre y una personalidad propia! Nuestros favoritos son los que rodean el patio interior, equipados con chimeneas, cubiertas de cama suaves y cálidas, y los baños más hermosos. Rodeado por el arte meticuloso y delicado de las paredes, plantas verdes y colores hogareños, puede llenar su baño y tomar un momento de relax para usted mismo.

¡San Agustín de Callo también le va a consentir! Por la noche, puede encontrar almohadas de agua caliente en la parte superior de la cama para calentarse si se está muy frío.

Gastronomía

Además de la impresionante vista del Cotopaxi, y la comodidad y calidez de la hacienda, San Agustín de Callo ofrece una exquisita cocina. Los cocineros preparan la comida como un ritual, tomando productos orgánicos de la huerta (que se puede ver en la parte trasera de la casa) y utilizando productos locales como leche y queso. Usted puede probar su pasión y conocimiento de la tradicional cocina ecuatoriana en sus platos frescos y llenos de savor. ¡Una de nuestras cosas favoritas durante nuestra estancia fue el desayuno! Nos sirvieron todo tipo de panes, mermeladas, jugo fresco, yogur, granola, fruta, café y huevos a su elección. Sin embargo, la cena en el comedor inca fue una experiencia sin igual: ¡velas y las enormes piedras que conforman las paredes de este entorno extraordinario!

¡Si está planeando una excursión de un día hacia el Cotopaxi, no dude en parar para almorzar! (coordine con antelación).

Actividades

En cuanto a las actividades, la hacienda ofrece transporte a parques cercanos, incluyendo la atracción principal de la zona: el Parque Nacional Cotopaxi. Si desea disfrutar de un día en la hacienda, puede montar a caballo en los alrededores o tomar clases de cocina y aprender a hacer locro o aji. ¡La lección de cocina incluye la cosecha de la huerta! Esta hacienda es inequívocamente un vestigio de historia, tradiciones y el trabajo colectivo de generaciones, acompañado por la sensación de encontrarse en una hacienda tradicional.

ENGLISH

Leave a Reply

%d bloggers like this: